A menudo se confunde el software libre, o programas de código abierto, con “programas gratis”. La tentación del usar programas gratis para el autónomo está ahí todo el tiempo, a tiro de web. Y si bien algunos programas gratuitos pueden ayudarnos en nuestros primeros pasos como emprendedores, a la larga pueden convertirse en un mal hábito con el que acabaremos perdiendo tiempo, recursos y, si no tenemos mucho cuidado, dinero.

Nada es gratis. Esto es lo primero que debemos tener en cuenta cuando pensamos en esos “programas gratuitos para autónomos y emprendedores” que acaparan miles de listas vía Google. Aunque existen programas y plataformas gratis o de uso libre que pueden ayudarnos en el día a día de nuestra empresa, casi todos tenemos otra idea de lo que buscar: un programa que haga todo lo que el software profesional puede hacer… a coste cero.

Sin embargo el desarrollo de todo programa tiene un coste: ¿qué beneficio obtienen los desarrlladores de un programa que parece ser gratis? Aquí es cuando deberíamos empezar a leer la letra pequeña, que a veces es demasiado pequeña:

CRM fácil online - Nada es gratis. Esto es lo primero que debemos tener en cuenta cuando pensamos en esos "programas gratis para autónomos y emprendedores"

¿Qué dificultades presentan los programas gratuitos?

En primer lugar, debemos preguntarnos si estamos completamente seguros de que un “programa gratis para emprendedores” es realmente gratuitos.

  • ¿Cuándo deja de ser gratis ese programa gratis? Muchos de esos programas son en realidad versiones de prueba de un software de pago. Esto puede ayudarnos en un momento puntual, incluso ser una buena manera de evaluar a medio plazo si nos conviene ese programa o plataforma; pero también podemos acabar dependiendo de un programa que no nos convence, sólo por la dificultad de migrar los datos. Así pues, ese CRM gratis que tanto nos prometía, acaba costándonos mucho más de lo que creíamos.
  • Programas espía o spyware: mucho software gratuito y algunas webs que lo ofertan introducen en tu máquina pequeños programas llamados spyware. Su función es recopilar datos: qué webs visitamos, qué tipo de software usamos… todo lo que dé una idea de nosotros como consumidores para transmitir esos datos a los servidores de grandes empresas de comercio electrónico. A priori, el spyware no es peligroso, pero acaba por emplear recursos de nuestros ordenadores; y una buena cantidad de spyware sí puede suponer un peligro para nuestro sistema operativo. En el mejor de los casos, supone una intrusión en nuestra intimidad. En el peor, supone horas y horas de mantenimiento y el trabajo parado.
  • Publicidad no deseada: La mayoría del software y apps gratuitas se financias gracias a la publicidad. Si bien se puede mantener una aplicación gratuita con una cantidad moderada de anuncios no intrusivos, si utilizamos mucho tiempo un programa gratuito, como ocurre con los CRM, los anuncios pueden llegar a ser muy molestos y ralentizar nuestro sistema.
  • Programas imposibles de desinstalar. Los restos de software pueden llegar a convertirse en la pesadilla de nuestro equipo técnico. Si ese CRM gratis que hemos descargado no funciona en la nube, y deja rastros, podemos acabar teniendo que reiniciar nuestro equipo con el consiguiente riesgo de pérdida de datos.
  • Carencia de soporte técnico: Un programa CRM, gratis o no, es una plataforma más compleja que por ejemplo un lector de PDF. Si usamos software libre el soporte técnico se da en comunidad, lo cual es muy útil si somos especialistas en tecnología. Pero en la mayoría de programas el soporte técnico, directamente, no existe.

¿Quiere decir esto que no debemos usar programas gratuitos? Por supuesto que debemos, si nos ofrecen confianza, vienen de fuentes fiables y nos resultan útiles… o sea, exactamente como cualquier producto por el que paguemos dinero. Pero como con cualquier producto, debemos ser conscientes de sus pros y sus contras.

Comprueba como nuestra herramienta puede mejorar tu gestión
Share This