Cuando oímos hablar de Big Data y pymes, muchos emprendedores y pequeños empresarios piensan “oh, esto no es para mí”. Sin embargo, los análisis de información y el Big Data son los grandes aliados de las PYMEs, y van a serlo cada vez más. Y como hay pocas cosas que en Trebede.com nos gusten más que cuidar los datos, aquí os vamos a intentar convencer, otra vez, de por qué tu empresa es datos, datos y más datos.

¿De qué hablamos cuando hablamos de Big Data?

Big Data significa la gestión de grandes cantidades de datos. Una pyme puede gestionar una base de datos de clientes con un volumen concreto: imaginemos la base de datos de nuestro CRM multiplicada por todas las pymes de nuestro sector en todo el mundo, en todos los idiomas posibles.

Así es como encontramos esos anuncios en Google o Facebook que parecen adivinar nuestros gustos antes que nosotros. Todas las grandes compañías online almacenan, compran y gestionan los datos derivados de nuestra actividad en Internet.

¿Da vértigo? Un poco… pero la tecnología para almacenar, gestionar y analizar de forma inteligente toda esa cantidad de datos ya existe. Ya está siendo utilizada en investigación científica y de mercados. Últimamente también empieza a desarrollarse el Big Data en pymes.

big data y pymes

(C) Gkenius at Pixabay

Big Data y pymes

El Big Data funciona gracias a tres parámetros fundamentales:

  • Velocidad de proceso de datos
  • Volumen o cantidad de información
  • Variedad de datos recopilados, y sobre todo de fuentes.

Aunque nuestra pyme carezca del poder y los motores de Google, en realidad hacemos algo muy parecido si gestionamos bien nuestros datos. Precisamente el uso de programas de gestión comercial online sirve para hacer lo mismo que hacen los ingenieros de Big Data. Ponemos en una plataforma los datos de nuestros clientes para conocerles mejor y, en definitiva, poder ofrecerles un servicio lo más personalizado posible.

Si una pyme está acostumbrada a gestionar óptimamente sus datos, acabará subiéndose al tren del Big Data. Pymes de todo el mundo ya lo hacen: más del 40%, según un estudio de IBM de este año. Cualquier pyme que empieza con esto del Big Data suele comenzar, precisamente, por la gestión de sus datos internos. Después pasan a los datos externos: sobre todo actividad en redes sociales.

El experto en Big Data Pablo Viteri se refiere a Big Data y pymes como Small Data: “el concepto de las V cabe perfectamente para una pyme, lo único que cambia es el volumen de datos y las herramientas que utilizaremos”.

Ventajas del Big Data para las pymes

La mayoría de pymes buscan en el Big Data mejorar la experiencia de cliente. Cuanto más sepamos de nuestros clientes y prospectos, mejor podremos atenderles. Esto parece una obviedad, pero es imposible de conseguir sin analizar las tendencias de mercado. Aquí es donde convergen Big Data y pymes. Nuestros datos, en conjunción con mucha más información para obtener un resultado: una guía para el camino.

Para aprovechar las técnicas de Big Data en nuestra pyme, deberemos:

  1. Recopilar nuestros datos desde distintas fuentes: nuestro CRM, las estadísticas de nuestro mail marketing, redes sociales… Es el momento de hacer esa encuesta que nunca tenemos tiempo de hacer.
  2. Dar valor a los datos. Clasificar, ordenar y gestionar. ¡Recuerda utilizar bien las Etiquetas!
  3. Interpretar los datos. Quizá es el momento de contratar los servicios de un experto o experta en marketing para ayudar a nuestro equipo comercial con ello. Pero recordemos siempre que quien mejor conoce al cliente son nuestros comerciales.
  4. Diseñar estrategias. De nuevo: los expertos son importantes. La experiencia de nuestra fuerza de ventas, también.

Existen en el mercado varias herramientas de medición de datos que aplican elementos de Big Data a pymes. Son importantes y debemos utilizarlas. Pero también es el momento de plantearnos invertir en una buena consultoría de mercado. Si queremos reformar nuestra oficina no nos ponemos a tirar el muro (bueno, sí: ¡cuántos hemos pintado nuestros locales!) Pero igual que ponemos nuestra oficina en manos de un buen arquitecto y buenos albañiles, también ponemos nuestros datos en manos de profesionales entrenados para impulsar nuestro negocio.

En cualquier caso, si queremos unir Big Data y pymes debemos tener en cuenta el primer paso: organizar nuestros propios datos. Si nuestra empresa no organiza desde el principio su información comercial, nadie lo hará por nosotros. Y esa consultoría carísima que encargamos tampoco servirá de nada si no hacemos los deberes en casa, día a día.

Comprueba como nuestra herramienta puede mejorar tu gestión
Share This