Para los emprendedores y pequeñas empresas, una duda recurrente es cómo y cuánto invertir en publicidad y comunicación. La respuesta es diferente para cada empresa. Los objetivos, la estrategia, el nicho de mercado y nuestras propias ideas determinarán el presupuesto que debemos invertir en publicidad. Porque, si nos quedaba alguna duda, debemos invertir en publicidad.

invertir en publicidad

¿Cuánto invertir en publicidad?

La pregunta del millón. Aunque parezca de respuesta difícil, es la clave para determinar no sólo nuestro presupuesto, sino en qué nicho nos movemos. O lo que es lo mismo, qué tipo de publicidad buscaremos para nuestra empresa.

Para no perdernos o llevarnos sorpresas, es necesario designar un presupuesto anual para invertir en publicidad. Es otra de las patas de nuestro negocio, como el presupuesto anual que dedicamos a consumibles, dietas o formación de los comerciales. De esta manera nos resultará más fácil segmentar y priorizar nuestras acciones de marca. También marcaremos nuestros objetivos de publicidad para ese año.

Muchos emprendedores buscamos nuestro nicho de comunicación en la publicidad no convencional y el marketing online. Para una empresa basada en la tecnología en la nube, como somos en Trebede.com, invertir en publicidad online parece algo natural. Además, sus precios son más accesibles que las cuentas en grandes medios. Sin embargo, depende mucho más directamente de nuestros datos de gestión comercial. Si queremos invertir en publicidad online, tenemos que tener claros conceptos como Big Data o Google Adwords.

¿invertir en publicidad online? Abre el CRM

Según estudios de consultoras como Bright Local, el 62% de los emprendedores norteamericanos invirtió en 2016 hasta el 4% de sus beneficios en publicidad online y no convencional. ¿Es una cifra alta, o baja? Depende de nuestros objetivos y de las prioridades de nuestro negocio, pero como en todo en esto de las ventas, si queremos ganar, tenemos que invertir.

Las redes sociales son el primer canal de publicidad online para la mayoría de las pymes. Pero “redes sociales” NO significa “publicidad gratis”. Invertir en publicidad online va más allá de abrirse una cuenta o meter dinero en Google Ads. También es invertir en publicidad contratar a alguien para que nos lleve la comunicación, ya sea freelance o entre a formar parte de nuestra plantilla.

Una buena labor de investigación en SEO, alimentar una cuenta de LinkedIn, o una campaña de newsletters y email marketing llevan tiempo. Y mucho más que tiempo: conllevan estudiar qué hacemos en nuestro negocio. Ahí es donde entra en juego nuestro programa de gestión comercial. No podemos saber qué promocionamos si no sabemos qué vendemos, ni qué objetivos de venta para el futuro nos estamos planteando. Todo esto son datos comerciales. Todo esto es tiempo. Y a la larga, es dinero que debemos disponer para que llegue a buen término.

Los datos clave para decidir nuestro presupuesto de publicidad

1.- Audiencias. También la publicidad online tiene audiencias, como la TV. Para eso debemos conocer a nuestros clientes. Si vendemos mayoritariamente a un perfil de cliente y queremos ampliar la cuota de mercado, haremos una publicidad enfocada al medio que nuestros clientes potenciales prefieren. Otra cosa es que estemos diversificando mercados, y queramos alcanzar a una audiencia que hasta ahora sea secundaria en nuestro negocio. Pero ambos son datos que ya tenemos en nuestra base de gestión de clientes.

2.- Lenguaje que utilizamos. Dependiendo del perfil de cliente al que queremos llegar utilizaremos lenguajes diferentes. Y con lenguaje también nos referimos a los canales. Mail marketing, whatsapp, social media…

3.- Contenido esencial. ¿Qué queremos visibilizar? ¿Producto? ¿Promociones? ¿O quizá consolidar nuestra marca frente a la competencia?

Según la experta Marisol García Fuentes, una buena campaña de publicidad tiene tres fines. El primero es informar, el segundo persuadir, y el tercero recordar.

La publicidad y el marketing son una parte fundamental de nuestro negocio, tanto como el stock o la logística. Por eso hablamos de invertir en publicidad, no de “gastar” en publicidad. Conviene recordar que invertir más no significa necesariamente ganar más, sino que el volumen de beneficios que obtengamos dependerá de los objetivos que nos hayamos marcado con la inversión. Y que la publicidad atrae al cliente. El resto del trabajo, y de la responsabilidad, es sólo nuestra.

¿Quieres tener una actividad comercial eficaz?
Prueba nuestra herramienta:
Share This