Para vender mejor no podemos pasar sin Google. Si queremos que nos encuentren debemos sortear a la competencia tanto en el punto de venta como en Internet, la mayor ventana de oportunidad que existe. Para posicionar nuestra empresa en Google debemos contar con la asesoría de un profesional especializado. Del mismo modo que no encargamos el diseño de nuestra web al primero que pasa, el posicionamiento en buscadores es una tarea técnica. Sin embargo, dentro de casa podemos ayudar bastante en este proceso.

Primeros pasos para posicionar mi empresa en Google

Lo primero de todo para posicionar mi empresa en Google es tener una web. ¡Vaya cosa, si todas las empresas tenemos página web! Bueno, sí… hablamos de una página web digna de tal nombre. Debemos dejar atrás los proveedores gratuitos. No todas las empresas necesitamos webs muy complejas o gastar una enorme cantidad de dinero, pero nuestra web es la imagen de nuestro negocio. No recibiríamos a ningún cliente en el trastero, ¿verdad?

posicionar mi empresa en google

Todas las webs necesitan estar visibles en buscadores. El nombre de nuestra web debe ser el que más favorezca las búsquedas. Por ejemplo, nuestra empresa, Trebede Internet, tiene su página corporativa. Y además tenemos esta: programagestioncomercial.es. Cada vez que alguien busca un CRM Fácil va a encontrarnos. Hace años tuvimos una cliente, artesana costurera, que se empeñaba en darle a su web el nombre de su madre. Ciertamente eso era importante para ella y necesitaba formar parte de su marca… pero con el nombre de la señora era imposible que la encontraran en buscadores.

SEO y SEM

SEO es la sigla de Search Engine Optimization. Es la técnica para mejorar nuestra web de manera que, de forma natural, alcance las mejores posiciones posibles en buscadores. SEM, por el contrario, es una práctica de compra de posiciones. Gracias a Google Adwords y otros sistemas estamos colocando nuestro anuncio en buscadores. Es más complicado que pagar, como ya explicamos. Y siempre necesitaremos estar bien asesorados por un profesional especialista.

A diferencia del SEM, el trabajo de SEO requiere tanto el trabajo de esos profesionales técnicos como nuestro. Posicionar mi empresa en buscadores es un trabajo a largo plazo. Si creemos que con una web y cuatro posts vamos a ser los primeros en Google, estamos muy equivocados o nos han engañado. Aunque hay que analizar mucho los resultados, siempre podemos apoyar el trabajo técnico con una serie de trucos sencillos que nos ayudarán a mejorar posiciones.

Defnir las claves

Cada empresa tiene un punto fuerte. Ese punto fuerte es el que debemos potenciar, tanto en punto de venta como al posicionar la empresa en Google. En nuestro caso está claro: nuestro producto estrella que es nuestro programa de gestión comercial online. ¡Esto no quiere decir que nos lo juguemos todo a una carta! En Trebede también promocionamos nuestro servicio de consultoría y asesoría de ventas, aunque con otras tácticas de marca en redes sociales.

Las palabras clave o keywords son la base del posicionamiento en buscadores. ¿Cuáles son las palabras más importantes de nuestro tema? Una vez las tengamos claras nosotros, debemos hacer una serie de búsquedas en Google para definirlas mejor. Siguiendo con nuestro propio ejemplo: tenemos varias claves disponibles, como CRM, Programas de gestión comercial, Gestión comercial online, gestión comercial fácil

Sin desechar “CRM”, comprobamos que para encontrarnos el cliente tropezará con más de seis anuncios de adwords y grandes medios. Por lo tanto, redefinimos nuestra clave para sortear una competencia tan dura. Al igual que en el posicionamiento de producto, ni más ni menos. Al posicionar nuestra empresa en Google definimos un nicho de mercado. Es bastante similar a lo que hacemos en negociación de ventas.

Keywords y dominio

Al contrario de lo que le pasaba a nuestra cliente, tenemos que diferenciar entre nuestra empresa y el dominio que compramos para nuestra web. El dominio siempre tiene que tener nuestras palabras clave. Si vendemos manualidades, un buen dominio sería manualidadesycostura.com, o algo que Google premia bastante, innovar con el dominio: lacosturamasbonita.es

Si, como nuestra cliente, tenemos un rasgo de marca muy distintivo y apreciado, encontraremos el hueco para aprovecharlo como se merece. Pero ese espacio no es el dominio ni las claves. Es como si desde Trebede hubiéramos comprado un dominio llamado IngenierosMontañeros.es… aunque no lo descartamos para servicios de valor añadido, claro. Pero eso sería posicionar en Google otra área de la empresa.

IPs, dominio español, lenguaje, WordPress…

Una vez entramos ahí, repetiremos. Lo mejor es contar con el servicio especializado de un técnico en SEO. Esta persona será la que nos aconseje el dominio más adecuado y el tipo de plataforma que realmente necesitamos para posicionar nuestra empresa en Google. Siempre es conveniente tener claros algunos conceptos. Si por ejemplo vamos a vender en España y Latinoamérica, nuestro dominio favorito será un .es.

Si necesitamos una web estática, con nuestra información general, y nos aconsejan no alimentar un blog, tampoco necesitaremos un site dinámico en WordPress. Lo cierto es que muchas empresas funcionan perfectamente con webs estáticas, por su modelo de negocio y características. Y posicionan bien en buscadores… Sin embargo, el cliente cada vez quiere conocer más en profundidad a quien le compra. Este es el motivo por el que todo negocio busca páginas dinámicas con su blog y su sección de noticias.

Ahora bien: si no estamos dispuestos a invertir tiempo y dinero en actualizar nuestro blog, es mejor no tener ninguno. Ni a Google ni a los clientes les gusta encontrar páginas “desiertas” ni desactualizadas. Posicionar nuestra empresa en Google implica también un compromiso por nuestra parte.

Ser social, también en la web

Google premia las webs que incluyen enlaces de autoridad. Muchos empresarios tienen miedo de que, si su contenido enlaza a otra web, el lector dejará de leerles. Es un miedo infundado si nuestros contenidos son de calidad. Debemos enlazar a aquellas webs que son referentes para nosotros mismos. Es un acto de cortesía, de calidad de la información, y que mejora el posicionamiento de nuestra página.

Igualmente, Google también premia nuestros comentarios en otras páginas y blogs. ¡Cuidado de no hacer spam! A nadie le gustan esos comentarios que dicen “¡cómo me ha gustado esta web!” y sueltan un enlace propio… y a Google tampoco le gusta. Igualmente, que nos comenten y nos enlacen es un trabajo a largo plazo, que requiere dedicación y profesionalidad. Pero, como el posicionamiento, acaba llegando.

Las webs y blogs de nuestros clientes forman parte de nuestra estrategia de redes sociales. Cada semana promocionamos una de ellas y la destacamos para darla a conocer. Si quieres que recomendemos tu blog escríbenos o déjanosla en los comentarios.

El Dato-Consejo

En Trebede.com tenemos un usuario específico para todo el equipo que trabaja las estrategias de SEO y Linkbuilding. Lo tratamos con la misma dedicación que tratamos a los clientes y prospectos… porque también esas webs y plataformas pueden llegar a ser clientes y partners algún día. De hecho ya hemos tenido algún caso de éxito en ese sentido.

Comprueba como nuestra herramienta puede mejorar tu gestión
Share This