Puede que tengas un pequeño negocio, que tus clientes sean estables y fieles. Puede que conozcas tu mercado y hagas una buena labor de networking offline. Puede que lo estés haciendo muy, muy bien y que pienses que el mail marketing no es para ti. Pero hacer una newsletter es una estrategia sencilla y económica que aumentará la fidelización de los clientes que ya tienes y te permitirá llegar a más prospectos. Así pues, ¿vas a resisitirte a hacer tu primera newsletter de empresa?

¿Qué es una newsletter y cómo hacer una para nuestra empresa?

Una newsletter (traducido como boletín de noticias) es una comunicación periódica de una empresa a sus clientes y contactos. Se envía directamente al su correo _aunque podemos aprovecharla en otros canales_: esto nos asegura que recibirán información directa de nuestra empresa.

Los contenidos de una newsletter de empresa suelen ser noticias, consejos o promociones especiales. También podemos enviar boletines extraordinarios con alguna oferta (como sucede con los Black Fridays o Navidad).

newsletter_de_empresa_CRM_online_facil

Otra gran ventaja de las newsletter

Antes de hacer una newsletter de empresa tenemos que tomar varias decisiones:

1.- Qué queremos conseguir: ¿Fidelización de clientes? ¿Más clientes? ¿Recuperar contactos potenciales que “se quedaron ahí”? ¿O todo a la vez?

2.- Cuánto tiempo y dinero queremos invertir: No se tarda lo mismo en fidelizar clientes que en recuperar prospectos o ganar clientes nuevos. Tampoco invertimos el mismo tiempo en una newsletter que en enviar un correo a clientes, y además no enviamos nuestra newsletter contacto por contacto.

Podemos enviar correos con CRM a toda nuestra base de datos de clientes, pero para una newsletter de empresa necesitaremos un programa específico para enviar newsletters. Como siempre, no queremos un programa gratis que se nos quede pequeño: hay apps de gestión de newsletters muy económicas, pero siempre tendremos que tener en cuenta su coste.

En Trebede.com usamos nuestro propio programa de gestión comercial online para ofertas y comunicaciones grupales (gracias a nuestras etiquetas), y utilizamos MailRelay para la newsletter de empresa. En esta entrevista de Laura Ribas conocemos a su director en España.

3.- ¿Qué queremos contar? Hay newsletter de empresa directas, muy directas y hasta agresivas. Otras más sosegadas, con noticias del sector o mensajes del CEO a modo de editorial. También hay newsletters con temática tangencial.

4.- ¿A quién se lo contamos? A clientes y contactos, a nuestras redes sociales… y no olvidemos a la competencia, que seguro que van a leernos. Es fundamental tener ordenada y actualizada nuestra base de datos. La newsletter de la empresa debe llegar a correos reales y no acabar rebotando en los servidores.

5.- ¿Cuándo lo contamos? ¿En momentos especiales, como nuestro “día del espectador”? ¿El primer día de la semana? ¿O una llamada de atención al mes? Son elementos que podemos cambiar, pero cuanto antes lo decidamos mejor: la newsletter de nuestra empresa es parte de nuestra marca y debe ser firme.

Es el caso de las newsletter de Trebede.com, en las que damos consejos y trucos sobre CRM, y reflexiones sobre el mundo de las ventas basados en nuestra otra pasión: el montañismo y la naturaleza. Con ello logramos que nuestros clientes y prospectos nos conozcan mejor y estrechamos los lazos con ellos.

Newsletter de empresa: así se ven las newsletters de Trebede.com, programa de gestión comercial online

Así se ven nuestras newsletter en nuestro canal Linkedin

Cómo enviar una newsletter de empresa ¡y cómo NO hacerlo!

Para enviar una newsletter es imperativo contar con el permiso de los contactos. ¡No hay nada más desastroso que enviar correos no solicitados! La newsletter de nuestra empresa acabará en el buzón de spam… y nuestras oportunidades de venta con ella. Por lo mismo debemos permitir que el usuario se dé de baja rápidamente cuando lo desee. Si le ponemos trabas, seguro que no vuelve jamás.

Conseguir permiso para enviar newsletters es sencillo si usamos un programa de envío de newsletters. Al darse de alta mediante el formulario correspondiente, el contacto recibirá una autorrespuesta para confirmar su suscripción. Por eso debemos tener preparada nuestra autorespuesta, tanto para nuestro gestor de newsletters como para gestionar los correos de nuestros contactos comerciales.

El diseño y la estética de nuestra newsletter de empresa deben ser atractivos y acorde con la imagen que queremos transmitir. ¡No debe parecer una póliza de seguros pero tampoco una verbena! Lo mejor es leer muchas newsletters, tanto de la competencia como de empresas afines, para definir nuestro estilo. Después podemos hacer pruebas con contactos de confianza, amigos y nuestro propio equipo comercial.

Newsletters: mucho más que un correo

La cabecera, la ilustración y el título de nuestra newsletter son vitales para que se lea. Es importante dotarla de enlaces: a una oferta en concreto o a la noticia que nos interese. Recordemos que una newsletter es una puerta a nuestra empresa, no un mensaje en una botella. Es muy importante elegir una buena cabecera: podemos diseñarlas gratuitamente con programas de diseño de cabeceras online como Canva.

Las redes sociales nos permiten sacar aún más partido a nuestras newsletters. Las updates de Linkedin, los envíos abreviados por Whatsapp o Telegram o directamente crear canales en estas últimas le dan mayor pervivencia en el tiempo a nuestros contenidos y amortizan el esfuerzo que ponemos en crearlas. Al fin y al cabo, las newsletters son una forma de comunicarse para nuestra empresa, y no hay relación comercial que nazca de una mala comunicación.

Comprueba como nuestra herramienta puede mejorar tu gestión
Share This