Basta con estar atentos a las redes sociales para percibir la potencia de las profesionales. Cada vez hay más mujeres en las ventas, en puestos de liderazgo y coordinación. No sólo eso, sino que además tenemos delante a toda una generación de emprendedoras. Los estudios de mercado encaminan a que las mujeres líderes en ventas están aquí para quedarse.

Liderazgo y mujeres en ventas

Es famoso el estudio de la consultora Caliper en 2014. Entre más de 25000 empresas de todo el planeta llegó a describir una forma especial de liderazgo que caracteriza a empresarias y jefas de equipo. Con el título Cualidades de las mujeres líderes, destacaba aspectos como la empatía, la flexibilidad o habilidades interpersonales. Este estudio daba cuenta de un salto generacional, si no en edad, sí en la forma en la que muchas líderes, en ventas y en otras ramas de negocios, ascienden en la empresa, frente a la escuela tradicional de gestión del talento.

mujeres en ventas lori richardson

Lori Richardson (C) Sales For Startups

Sin embargo, expertas en mujeres en ventas como Lori Richardson, hablan de otra cara de esta misma moneda. Cada vez hay más mujeres en ventas, más jefas de equipo, pero les cuesta llegar a los puestos de máxima responsabilidad. Para Richardson, esta realidad desanima a muchas mujeres. Quizá por eso florezcan emprendedoras con sus propios negocios, como ella misma.

Lori Richardson es CEO de Score More Sales, una de las primeras consultoras en ventas para emprendedores fundada por una mujer. Se especializa en emprendedores singulares y negocio familiar, y da conferencias como coach para empresarios y empresarias por todo el mundo.

Desafíos actuales de las mujeres en ventas

Para Richardson, algunos de los retos presentes de muchas mujeres en ventas tienen que ver con esto. Destaca la falta de mentoring y acompañamiento específico. Al mismo tiempo, reconoce que todavía las mujeres asumen menos riesgos. “Saben que tienen una desventaja y eso las hace más sensibles al fracaso”.

Esta tendencia está cambiando entre las mujeres más jóvenes. Las millenials parecen más lanzadas para esta CEO que la generación anterior. Queda el reto de superar los encasillamientos, algo que comparten con otros comerciales como los senior. ¿Debe un vendedor de más de 50 vender únicamente a “mayores”? ¿Debe una vendedora dedicarse únicamente a sectores y público femenino?

¿Cuestión de datos?

La presencia de mujeres en ventas sigue creciendo. Igualmente crece su presencia en puestos de liderazgo. Desde aquellas vendedoras por catálogo de los años 70 a grandes empresarias de banca, hay todo un rango de vendedoras y gestoras haciendo valer su talento. Romper las brechas de género también puede implicar ventajas que no habíamos percibido en nuestro negocio.

Por ejemplo, es innegable que muchas mujeres tienen contacto con sectores de mercado concretos. La crianza, la educación y la maternidad se han revelado como nichos específicos donde muchas empresarias están rompiendo moldes. En otros aspectos, como el deporte, la vista comercial de las usuarias ha creado líneas completas de negocio. Es muy probable que esas líneas nos estén esperando. Sólo hay que preguntar a nuestras vendedoras cómo lo ven.

¿Quieres tener una actividad comercial eficaz?
Prueba nuestra herramienta:
Share This