¿Y yo para qué quiero CRM si soy escritor? ¿El CRM no es para vendedores? Bueno… si eres escritor o escritora, también vendes. Tendrás que llevar un control importante de tus fechas de entrega, deadlines de concursos y convocatorias, editoriales con las que has contactado… Así que deberías plantearte la pregunta. Un CRM para escritores no es más que un CRM adaptado a las necesidades de un escritor, o de cualquier periodista o redactor freelance.

crm para escritores

CRM para escritores

La idea de este post se nos ocurrió leyendo este tuit de las jóvenes editoras Amor de Madre:

CRM para escritores

En efecto. Un escritor, o escritora, buscando editorial, envió un correo a todas aquellas empresas que encontró. Un correo. El mismo. No se molestó en investigar un poco… o quizá sí. Esta es la diferencia entre utilizar CRM para escritores y no hacerlo. Para conseguir los correos de contacto, probablemente esta persona sí investigó las editoriales. Pero únicamente anotó el nombre y la dirección. Cuando se sentó a enviar su manuscrito, ya había olvidado todo lo demás.

¿Cómo influye esto en las editoriales? Pues como en cualquier cliente. ¿Cómo nos sentimos cuando nos envían un presupuesto por mail, o por LinkedIn, sin pedirlo? ¿O un “afectuoso” mail que huele a plantilla? Una comunicación que no se molesta en saber quienes somos no es digna de nuestra atención. O eso es lo que solemos pensar. Si una editorial recibe un correo de alguien que no sabe a quién escribe, probablemente ni se moleste en leer.

El arte también son datos

Nos referimos, claro está, al oficio de escritor. El proceso creativo va por su lado _y esto es común a muchas profesiones, no solamente las creativas o artísticas_. Pero el oficio de escritor consiste también en dar a conocer tu trabajo. Las colaboraciones de un periodista o los eventos en los que participes son parte de ese oficio. Algo tan sencillo como recordar la fecha del próximo certamen.

¿Has enviado el mail apropiado a la editorial correcta? Esto habrá sido mucho más sencillo si abres una ficha en tu CRM para escritores y manejas las etiquetas adecuadamente. Pero supongamos que ya tienes tu contrato de edición. Probablemente ese proceso conlleve unas fechas de entrega: concepto, manuscrito, revisiones… Todo eso forma parte de tu trabajo. Aunque tenemos en la cabeza la figura del artista bohemio que siempre entrega tarde… lo cierto es que las editoriales agradecen la puntualidad. Y para muchos escritores, la fecha de entrega es una buena motivación.

En el momento de la facturación, un CRM para escritores también te ayuda. Si colaboras con varios medios, y cada uno tiene unas condiciones y métodos de pago diferentes, tendrás que controlar muy bien cuándo has cobrado. Un CRM online con módulo de facturación gratuito clasificará las facturas para saber el estado del cobro. De nuevo, el oficio. Y de nuevo, la gestión correcta de los datos.

¿Pero necesitas realmente un CRM?

Lo que necesitas, en realidad, es una correcta gestión de tu trabajo. Con un CRM cualquier escritor gana en tiempo y en eficacia. Es cierto que se puede llevar a cabo esa gestión con hojas de cálculo. Pero nosotros diseñamos y vendemos software de gestión comercial y profesional porque creemos que esta herramienta es la mejor. Por eso llevamos este blog, y por eso estás leyendo este post.

En realidad, los sistemas CRM son viejos conocidos y aliados del negocio editorial y de muchas librerías. Un caso paradigmático es el de la Librería El Aleph, de Buenos Aires. Tal como cuenta La Tercera, comenzar a gestionar su clientela con un sistema CRM consiguió que esta mítica casa bonaerense sorteara el cierre. Lo curioso es que el librero, Santiago Cerruti, llegó al CRM gracias a un libro de su stock: Observando la atención que entregaban él y los vendedores de su tienda, descubrió que habían perdido la costumbre de saludar por su nombre a los clientes. Necesitaba recobrar ese plus, pero como la memoria es frágil, optó por generar un completo registro de sus clientes que incluyera qué libros compraban, cuántos, con qué frecuencia. Tal como aconsejaba el texto.

Es esta orientación a cliente lo que nos aporta un CRM frente al sistema de agenda o la hoja de cálculo. La organización de la información nos lleva a anotar precisamente esos detalles importantes, como de qué editorial se trata. Algo mucho más complicado de hacer con una metodología más tradicional. En este sentido, podemos decir que los sistemas de gestión CRM son aptos para cualquier oficio. El de escritor no es diferente.

Así que volvemos a nuestro primer párrafo. Si eres escritor o escritora, también vendes. Creas, trabajas, y acto seguido vendes tu creación a una editorial. Ya, ya sabemos que mucha gente aborrece la palabra vender. Si eres de esa gente, reemplázala por trabajar… o no. No hay nada indigno en vender tus poemarios, tus novelas, o tus artículos si eres periodista. Eres un profesional autónomo como cualquier otro. Pero por favor, estudia tus datos. Exactamente lo que hacen los buenos vendedores.

¿Quieres tener una actividad comercial eficaz?
Prueba nuestra herramienta:
Share This