Pocas cosas más fundamentales que la comunicación interna en la empresa. Sin flujo de información correcto, sin confianza… se crea un ambiente de trabajo poco saludable. Se pierden oportunidades. Y es cuestión de tiempo que echemos el cierre.

La comunicación es una herramienta imprescindible para que cualquier negocio pueda sostenerse. La vieja escuela todavía recuerda esos tiempos en los que la comunicación interna en la empresa significaba órdenes y plazos. Algunos, los peores líderes, la añoran. Pero la comunicación ya es transversal. Tanto cara al cliente como dentro de cada organización.

comunicacion interna en la empresa

La comunicación interna en la empresa

A pesar de que vendemos programas de gestión comercial online, todavía nada ha sustituido el trato humano. ¡Y esperemos que no lo haga! En una empresa, el talento, la creatividad y la comunicación juegan un papel capital. Tanto, que el trato humano puede marcar diferencias entre vender y no hacerlo.

De este modo, no es un tópico insistir en la importancia de la comunicación interna en la empresa. Trabajar sobre la comunicación interna crea sentimientos de pertenencia, reafirma el compromiso y mejora el ambiente laboral. Y con todo ello crecerá nuestra productividad.

¿Quieres empezar ahora?

Prueba nuestro CRM y empieza a organizar tu productividad

 

 

Estrategias de comunicación interna y pertenencia

Aunque la comunicación interna facilita el trabajo, su importancia va más allá de lo práctico. Una buena estrategia de comunicación interna en la empresa aumenta el sentimiento de pertenencia y el trabajo de equipo. De aquí viene el concepto tan de moda de «clientes internos«.

Creemos erróneamente que este sentimiento está relacionado con la produtividad, pero no con las ventas. No es cierto. Las estrategias de pertenencia aumentan la confianza en la marca, y esa es una clave para que los clientes nos recuerden. El discurso de un comercial que se siente empresa no tiene nada que ver con uno que no lo siente.

¿Tenemos plan de comunicación interna?

Todo plan de comunicación interna en la empresa debe de tener claros los valores de nuestro negocio. La cultura de empresa tiene que apoyarse en la comunicación interna, no puede ser papel mojado. De este modo el comercial se convierte en embajador de marca. Pero para esto, la comunicación interna debe estar organizada y planificada.

Al mismo tiempo, nuestro plan de comunicación interna en la empresa debe ser coherente con la comunicación externa. Ambas son parte de nuestra estrategia de marketing. Deben ir a la par, y coordinarse entre el departamento de publicidad, el de ventas y recursos humanos. 

¿Y cómo lo hacemos?

En realidad no hace falta gestionar una tecnología especial. Algo tan sencillo como tener el CRM de la empresa online, con la información compartida, ya es un acto de comunicación interna. Estamos reforzando la idea de equipo, con hechos, en lugar de con palabras.

Primero, escuchar

Sin escucha activa no hay comunicación. Tenemos que evaluar si los trabajadores se sienten escuchados, si logramos espacios y tiempos para compartir conversaciones entre todos, y si esos tiempos son vistos como algo positivo o como simple postureo

Red de colaboradores

Igual que una parte del equipo se encarga de la prospección y otra del seguimiento o atención al cliente, la comunicación interna es una labor específica de la empresa. Hay que dedicarle tiempo y esfuerzo, y eso no puede hacerse «en un rato» entre otras tareas.

Por eso es importante disponer de una red de especialistas en cada equipo que facilite la comunicación entre todos. De esta manera ganaremos en transparencia y asertividad, y la comunicación interna será real. Esto último es importante. Probablemente lo más importante en los tiempos dl coaching y la tendencia.

Donde dije Digo

La comunicación interna en la empresa solo tendrá éxito si refleja una gestión transparente. De nada sirve que los trabajadores puedan expresarse si luego no se tienen en cuenta sus palabras. Comunicación es participación. Requiere grandes dosis de humildad por parte de los jefes de equipo.

Sin esta humildad, si no estamos dispuestos a cambiar hábitos que no gustan, todo plan de comunicación interna será un fracaso. Si pedimos flexibilidad al equipo, debemos responder con la misma flexibilidad, si no más. La estrategia de comunicación interna ha de estar incluida en todos los procesos de la empresa.

Con una correcta gestión de la comunicación interna podemos incrementar la productividad de toda la empresa. Nos hará más competitivos, trabajar mejor, y sobre todo trabajar a gusto. 

¿Quieres ganar en control y tranquilidad?
Prueba nuestra herramienta:
Share This