Un CRM fácil para empresas es mucho más que una agenda de clientes o una herramienta para «controlar» a los comerciales. También los jefes se benefician de trabajar con filosofía CRM. Hoy os proponemos cinco objetivos CRM para gerentes.

objetivos CRM para gerentes y jefes

Cinco objetivos CRM para gerentes y jefes de zona

Si has llegado a jefa desde el departamento comercial, estarás acostumbrada a trabajar por objetivos. Si aplicamos la filosofía CRM al día a día de la empresa, también los jefes de equipo o gerentes pueden beneficiarse, y mucho, de ponerse objetivos.

1. Poner objetivos

De los objetivos CRM para gerentes, el primero es esta paradoja. Poner objetivos es más compejo de lo que parece. Es aquí donde se distingue al «jefe» del líder o la líder. Poner objetivos implica:

  • Conocer muy bien los datos comerciales día a día. Ahí, en los informes CRM.
  • Saber escuchar.
  • Saber distribuir el trabajo. Los objetivos son algo más que unos números: tratan de poner a cada cuál donde le va mejor. Prospectar, seguimiento, venta fría…
  • … Y conocer a los clientes. Cada comercial vende mejor a una zona, a un perfil. Todo esto influye en los objetivos comerciales.

Y todo esto está listo para nosotros en el CRM fácil.

2. Saber delegar

Otra que es «de cajón». ¿A que sí? Pues no. Hay dos males que aquejan al gerente: querer controlarlo todo, si lleva tiempo al mando del barco. O querer hacerlo todo, si ha llegado desde abajo. Algunos jefes quieren demostrar a toda costa su experiencia o su valía, y acaban haciendo el trabajo de todos… Pero no el suyo.

Si te sucede esto, ponerte objetivos CRM para gerentes puede solucionar el problema. Al ponernos objetivos específicos de nuestras tareas diferenciamos entre lo que nos toca a nosotros y lo que le toca al equipo. El CRM fácil nos ayuda a definir cuál es nuestro trabajo, y cuáles son nuestras prioridades.

¿Quieres empezar ahora?

Prueba nuestro CRM y empieza a organizar tu productividad

 

    3. Definir estrategias

    Igual que poner objetivos a los demás, entre los objetivos CRM para gerentes es básico definir estrategias. Las estrategias son la ruta que nos lleva a lograr esos objetivos. Qué queremos hacer, cuánto tiempo tenemos, cómo vamos a hacerlo y qué obstáculos encontramos.

    En algunas empresas hay reuniones diarias. Son las stand-up meetings: todo el equipo, de arriba a abajo. Responden un máximo de tres preguntas para mantener «calientes» los objetivos. Es una forma. Hay tantas como necesidades tiene cada empresa.

    Como gerente, nuestro objetivo es probar qué estrategia es la mejor. Para eso hay que controlar… pero no al equipo. Hay que controlar el trabajo.

    Hacer una revisión de informes puede ser un sencillo objetivo diario. Para eso están las tareas de nuestro CRM fácil.

    4. Conocer el producto

    Nuestro CRM fácil para empresas nos ayuda a no perdernos en el «ala noble». Un objetivo CRM para gerentes puede ser repasar cada semana las novedades. Bien con el equipo de I+D bien mano a mano con las vendedoras.

    Esto nos ayudará a nosotros, porque entenderemos mejor los datos diarios. De rebote, ayudará a toda la empresa. Hay pocas cosas más motivadoras que saber que tu jefe se preocupa por tu trabajo.

    5. Bajar a trincheras

    Sí, hay que delegar. Pero también hay que recordar cómo es el día a día de nuestro negocio. Los mejores gerentes son los que conocen el trabajo, y a la vez dejan trabajar. Igual no salimos a vender (¡estorbaríamos!) pero podemos preguntar a la gente de Logística si podemos estar un rato con ellos.

    Y sobre todo preguntar, preguntar y preguntar. Todos queremos que la empresa crezca. Un jefe que escucha es un jefe en el que confiamos. Un líder con el que queremos trabajar.

    ¿Quieres empezar ahora?

    Prueba nuestro CRM y empieza a organizar tu productividad

     

      Resumen: ¿qué objetivos me pongo en el CRM?

      Abrimos nuestro CRM fácil. Programamos estas tareas en el calendario:

      1. Repaso de objetivos al mes. ¿Podemos ajustarlos mejor?
      2. Reuniones: ¿cuáles necesitamos y cuáles podemos resolver usando el CRM?
      3. Revisar los informes a diario. Por ejemplo al arrancar por la mañana.
      4. Darle una vuelta cada pocas semanas a los nuevos productos. Crearles una ficha en el CRM fácil para anotar qué nos gusta y qué no… Y comparar las impresiones con los resultados de ventas.
      5. Programar una visita a las delegaciones de zona. Si nos coincide con una feria o congreso, pasar a saludar. ¡Y preguntar si les viene bien!

      Como gerentes, conocemos nuestra empresa y sabemos qué objetivos debemos ponernos en el CRM. Quizá estos no nos sirven, pero con estas pautas seguro que encontramos los nuestros. Para esto sirve el CRM: para vender bien.

      ¿Quieres ganar en control y tranquilidad?
      Prueba nuestra herramienta: