¡No nos cansamos de gestionar con Etiquetas CRM! Son versátiles, fáciles de crear y condensan grandes cantidades de información de un solo vistazo. Además de trabajar con la ficha de cliente, crear y revisar etiquetas es una forma sencilla y rápida de aprovechar al máximo nuestro CRM fácil.

¿Por qué nos gustan tanto las etiquetas CRM?

Trabajar con CRM fácil implica poder guardar toda la información sobre nuestros contactos. De esta manera podemos almacenar en la ficha de cliente datos como el cargo, el nombre, formas de contactar, referencia… También disponemos de un historial de visitas accesible desde la vista principal.

crear y revisar etiquetas CRM

Pero ¿qué hacemos con todo el resto de información? Sí, tenemos múltiples campos abiertos para observaciones. De estas hay determinados detalles que querríamos tener siempre a la vista. Campos como el sector en que trabaja nuestro cliente. O su localidad. O sobre todo, si es cliente fiel o esporádico… O uno de esos que conviene tener «fichados». Toda esta información nos la presentan las Etiquetas CRM. Y podemos crear y revisar etiquetas CRM tanto como necesitemos.

¿Quieres empezar ahora?

Prueba nuestro CRM y empieza a organizar tu productividad

 

 

Crear y revisar etiquetas CRM

Al crear y revisar etiquetas CRM estamos convirtiendo esos «detalles» en palabras clave. Ideas que ayudan a nuestro modelo de negocio: no solo van a describir a uno o varios clientes, sino que van a ofrecernos una vista de cómo es nuestra empresa.

Por esto mismo, las etiquetas son una herramienta viva. Podemos crear y revisar etiquetas CRM varias veces al día. Cada cliente tendrá asignadas tantas como queramos. Y si una de estas palabras clave cambia, también la podemos modificar.

Crear y revisar etiquetas CRM nos ayuda a categorizar contactos. De esta manera nos ayudan a encontrar información, y también a generar contenido.

Por ejemplo, podemos generar una campaña de mails únicamente para nuestros clientes autónomos y comerciales multicartera. Incluso al crear la etiqueta podemos especificar aún más. Multiprecio, retail, moda… Crear y revisar etiquetas CRM supone una manera sencilla de segmentar nuestro público, y con ello nuestros contenidos.

Una de las potencias de las etiquetas CRM radica, precisamente, en subdividir. Si tenemos una agenda de medios podemos crear etiquetas para los medios generales y los especializados. Otra para los regionales, prensa local y nacional. También podemos crear y revisar etiquetas CRM por el público de nuestros medios. Que en realidad, es a quien queremos llegar. Con esto, nuestro programa de gestión comercial online acaba de convertirse en nuestra agencia de prensa.

Etiquetas CRM para la comunicación

Tanto en comunicación interna como mail marketing, las etiquetas CRM juegan un papel fundamental. Por ejemplo, no todos los contactos de Trebede.com quieren recibir nuestra newsletter: algunos nos reciben directamente en redes sociales. Otros prefieren recibir alertas y novedades del CRM. De modo que nosotros enviamos nuestras comunicaciones directamente a aquellos contactos que han solicitado una u otra.

Trabajar con CRM online le aporta un extra a esa segmentación con etiquetas. Todos y cada uno de los correos enviados con CRM quedan registrados, y así podemos saber quién abrió nuestro correo, o quién lo derivó directamente a su papelera. Así mejoramos también la calidad de nuestros contactos.

etiquetas CRM facil trebede
Marketing, correo y ventas. Todo en una sola vista.

Etiquetas CRM y trabajo en equipo

Cualquier CRM fácil online está pensado para trabajar en equipo. Aunque cada usuario tendrá su agenda de clientes y habrá datos compartidos en equipo. De esta manera la colaboración se vuelve más transparente, además de más eficaz. La lucha interna por los contactos, compitiendo dentro del equipo, ha destruido a muchas empresas.

Al trabajar con CRM online sentimos que estamos trabajando como equipo, y que podemos depender unos de otros. Además, las etiquetas CRM nos ayudan a no duplicar información si, por ejemplo, una comercial debe resolver una gestión del cliente de otra. Esto ocurre más a menudo de lo que parece: bajas, vacaciones… Las etiquetas CRM nos facilitan la búsqueda de esos contactos con los que no estamos familiarizadas. También nos aportan información básica para conocer a ese cliente con el que tenemos que tratar hoy.

Al mismo tiempo eliminamos esas reuniones de «puesta en común» que solo sirven para trasvasar información. Todo ese tiempo se invierte en cuidar a los contactos, o en reforzar el equipo. La información está disponible para todos. Y, gracias a las etiquetas, ordenada.

¿Quieres ganar en control y tranquilidad?
Prueba nuestra herramienta: