No somos por aquí los mayores fans de hablar de «mejorar la competitividad». Cierto que un CRM mejora nuestra competitividad, claro que sí. Simplemente preferimos hablar de lo que un CRM fácil hace en tu empresa, no en «tu empresa mirando a los demás de reojo».

Pero los negocios son así: un CRM fácil tiene que mejorar el rendimiento de nuestro negocio… Y también nuestra posición frente a la competencia. Vamos a ver de qué manera podemos mejorar la competitividad de nuestros comerciales usando CRM online.

mejorar la competitividad con crm facil online

«Pero todo esto está en mi cabeza», nos dicen cuando presentamos nuestro CRM fácil a un nuevo cliente. ¿Y qué pasa cuando tu cabeza está enferma, o de vacaciones, o atendiendo a otro cliente? Mejorar la competitividad con CRM implica una filosofía de empresa horizontal, basada en muchas cabezas funcionando juntas.

¿Son más competitivas las empresas con CRM Fácil?

Nos alegra que nos hagas esta pregunta… Porque la clave no está en que comprar un CRM fácil mejore nuestra competitividad. Lo que mejora nuestra competitividad es utilizar el CRM. Y esto, que parece una obviedad, no lo es tanto.

Muchas empresas adquieren grandes CRM, completos, multifuncionales, con decenas de comandos y módulos… Que en la práctica del día a día no podemos usar porque estamos demasiado ocupados para aprender cómo. Por eso desde Trebede.com creemos en un sistema CRM modular. ¿Necesito organizar la agenda? Pues activamos la agenda de clientes y el calendario. ¿Necesitas ahora más comerciales? Activamos el CRM para el jefe de equipo comercial.

¿Quieres empezar ahora?

Prueba nuestro CRM y empieza a organizar tu productividad

 

De esta manera logramos que el CRM se adapte a las necesidades del usuario y no al revés. Mejorar la competitividad con CRM significa que el CRM nos solucione cosas, no tener que añadir una tarea más al día a día, que es aprender el CRM.

Más rapidez, más eficacia, menos esfuerzo

Un CRM fácil simplifica la organización de nuestros datos comerciales. Por eso repetimos siempre «tus datos valen». Y tu tiempo vale también. La primera ventaja competitiva que ofrece un CRM es invertir menos tiempo en buscar.

Gracias al CRM encontramos los clientes, las citas de ventas y las tareas pendientes con mayor facilidad. También ahorramos tiempo en realizar los informes. Y menor tiempo implica también más eficacia y mejor salud laboral del equipo.

Tener toda la información de nuestra empresa en un solo «lugar» va cambiando los hábitos de trabajo. Esta es una inversión a largo plazo del CRM, pero se nota en la mejora de la competitividad. Cada vez tardamos menos en tareas del día a día porque el uso del CRM nos insufla hábitos de trabajo más eficaces.

¿Quieres empezar ahora?

Prueba nuestro CRM y empieza a organizar tu productividad

 

Información útil más allá de nombre, teléfono y CIF

El uso de CRM fácil nos ayuda a optimizar todo lo que sabemos de nuestros clientes. Todos sabemos que necesitamos los datos de contacto de los clientes, pero usar CRM nos ayuda a extraer el partido a esos otros datos. Historial de compras, prescriptores

Muchas empresas con CRM lo utilizan para la organización interna. El CRM va mucho más allá de la fuerza de ventas. Si el servicio técnico comparte lo que hace con el cliente, nuestras ventas mejorarán. Si el servicio técnico sabe, además, lo que han hecho los comerciales, de qué han hablado con el cliente… Su trabajo mejorará y por consiguiente las próximas ventas también.

Recordar la última charla con un cliente mejora nuestra relación con él. ¿Consecuencia? Mayor fidelización de clientes. ¿Conseuencia de la consecuencia? Mejora de la competitividad. Con CRM optimizamos la actividad. Es ese cambio de hábitos de trabajo lo que nos hace más competitivos.

¡Organización, organización!

Un proceso de ventas estructurado puede marcar la diferencia entre vender y no vender. Pero también entre conservar nuestros comerciales y perderlos en manos de la competencia. Si nuestros trabajadores trabajan a gusto será mucho más difícil que otra empresa «nos los robe».

Mejorar la competitividad con CRM implica también mejorar las condiciones en las que vendemos. El uso de CRM facilita el trabajo, y eso nos da mayor sensación de control. Del comercial hacia el cliente, pero también en horizontal, con mayor transparencia y eficacia.

¿Quieres empezar ahora?

Prueba nuestro CRM y empieza a organizar tu productividad

 

CRM para cuadrar cuentas

Gracias a la automatización de los informes, nuestras cuentas se ven beneficiadas. Sabemos cuánto estamos vendiendo y cuándo empiezan a bajar los números. De modo que para mejorar la competitividad con CRM sólo hay que abrir el CRM y poner a trabajar esas zonas «frías».

En la pantalla de inicio del CRM Fácil online ya tenemos un estado general de nuestra empresa. Así aumentamos la seguridad y podemos planificar con mayor margen.

Dicen que la mayoría de empresas, inmersas en el día a día, acabamos haciendo caso al cliente que grita más en cada momento. Segmentar a los clientes con etiquetas CRM nos ayudará a establecer prioridades. Retener aquellos clientes que verdaderamente nos benefician.

Y, como decíamos al principio, mejorar la competitividad con CRM significa que el CRM se adapte a nosotros. Nunca al revés.

¿Quieres ganar en control y tranquilidad?
Prueba nuestra herramienta: